Ofrecemos Construcción Instrumentación y Control

Redes Urbanas.

Descripción

En líneas generales, cualquier sistema de distribución urbana de gas natural está compuesto por una línea matriz de acero alimentada a una presión manométrica máxima de 20 bar, que interconecta la estación de recibo (Puerta de Ciudad) con las estaciones de regulación de presión, en las cuales se disminuye y controla el gas a una presión manométrica máxima de 4 bar.

Cada estación de regulación cubre un sector específico de la ciudad utilizando mallas en tubería de polietileno denominadas líneas arterias, que mantienen una presión mínima de 2 bar en cualquier punto.

De las líneas arterias se derivan los anillos o tuberías de polietileno de los cuales se toman las acometidas para alimentar grupos de suscriptores. Ningún punto de un anillo deberá tener una presión inferior a 1,4 bar.

Materiales utilizados en las líneas arterias y en los anillos

Si se toma como ejemplo el caso de las Empresas Públicas de Medellín, tal como aparece en la publicación “Guía para el diseño e instalación de redes de Gas”1 , las redes externas en tubería de polietileno deben tener 20 mm de diámetro para las acometidas, 25 mm para anillos y acometidas, 50 mm para los anillos y 90 mm para las líneas arterias.

Para aislar los anillos conectados a las líneas arterias se utilizan válvulas de corte fabricadas en polietileno, que se unen a la tubería mediante procesos de termo-fusión o electro-fusión. Cada tramo del sistema de líneas arterias, a su vez, debe disponer de válvulas que se ubican generalmente a continuación de los nodos en donde se interconectan los tramos para suspender el flujo de gas cuando se requiera.

Para conectar las tuberías de polietileno con tuberías de cualquier otro material aprobado se utiliza los accesorios llamados elevadores (ver Centros de Medición).

Colocación de la tubería

La excavación debe tener una profundidad mínima de 60 cm cuando el diámetro de la tubería sea igual o menor de 125 mm para garantizar que la tubería no sufrirá aplastamiento ni reducción en su área de flujo. Cuando existan cruces con otros servicios, la tubería debe instalarse a un mínimo de 20 cm por debajo de la más profunda, excepto cuando se trate de redes o canalizaciones que por condiciones de hermeticidad, características del fluido que transportan o necesidades de reparación y mantenimiento requieran consideraciones especiales (sistemas de recolección de aguas residuales, por ejemplo) que deben ser analizadas por parte de las entidades reguladoras.

Cuando el fondo de una excavación esté formado por piedras con aristas cortantes, se debe extender sobre ellas un colchón de arena de 5 cm de espesor en toda el área antes de colocar la tubería.

En los análisis gráficos que acompañan esta edición aparece la forma como debe instalarse la tubería con relación a otros servicios y detalles de construcción de la red.

Dentro de la zanja se debe colocar la tubería en zig zag para facilitar los movimientos de contracción y dilatación que se puedan presentar.

Cuando se haga un cambio de dirección sin codo, la curvatura de la excavación debe tener un radio igual a 25 veces el diámetro externo del tubo para que éste no quede forzado. No se permitirán uniones en la curvatura.

Para las uniones de los accesorios y las tuberías debe tenerse especial cuidado con la limpieza, pues muchos defectos y problemas de escapes se pueden presentar por la presencia de aceites, grasas y suciedades al momento de efectuar las soldaduras.

Los accesorios de polietileno no pueden unirse con pegantes o sellantes químicos sino mediante procesos de termofusión o electrofusión. Tampoco se permite la unión con accesorios de materiales diferentes al polietileno, a excepción del elevador.

Una vez colocada la tubería en el fondo de la zanja, se procederá a cubrir la misma con el material producto de la excavación, retirando las piedras con aristas agudas que pudieran quedar en contacto con la tubería. La compactación de este relleno debe hacerse en capas no mayores de 20 cm.

La compactación sobre las conexiones de servicio y en las transiciones debe hacerse preferiblemente a mano.

Si el material a utilizar para el relleno tiene puntas o aristas que puedan dañas a la tubería de polietileno, se recomienda hacer el relleno alrededor de la tubería con arena fina o arenilla.

Antes de su puesta en servicio, las instalaciones para suministro de gas deben someterse a ensayos de hermeticidad, en función de la presión de servicio esperada. La prueba se puede realizar con aire o gas inerte, pero nunca con oxigeno, agua o combustibles gaseosos.

 

Acometida domiciliaria

Estará colocada por lo menos a 60 cm de profundidad, sobre un lecho libre de piedras y en condiciones similares a las redes arterias y los anillos de distribución.

Cuando la acometida atraviese antejardines o zonas verdes que puedan ser sitios de siembra de plantas, se colocará un mortero 20 cm por encima de la clave del tubo y cinta continua de señalización en PVC o polietileno, de 10 cm de ancho, color amarillo y leyenda “Precaución. Red de gas” acompañada del logotipo del gas (ver Análisis Gráficos).

WhatsApp chat
Abrir chat